Reseñas

jueves, 3 de agosto de 2017

Reseña: Helena de Paulina Vieitez

Helena Paulina Vieitez



En el auge de su madurez, Helena Artigas busca cumplir su más grande sueño: obtener un doctorado. Para ello debe viajar a Madrid a cursar el último semestre en la Universidad Complutense. A pesar de la resistencia familiar, está decidida a lograrlo. 

Durante la travesía, los objetos más preciados que posee caerán en manos de un extraño. Poco se imagina que ese contratiempo será el inicio de un viaje no sólo a otro país, sino a lo más íntimo y auténtico de su ser y sus anhelos. Tal vez el pasado que lleva a cuestas la confronte; quizás el futuro se le brinde prometedor... hasta que el tiempo alcance. 





¡Holaa! Hoy les traigo una reseña de un libro diferente a los que suelo leer, y es que varias personas me lo han recomendado muchísimo y le quise dar una oportunidad, pero en mi país no llegaba así que se lo pedí Penguin Random House. ¡Muchas gracias! ❤
"Cuando el pasado ya no pesa, el hoy es para siempre"

Este libro nos cuenta la historia de Helena, una mujer mexicana quien se ha sentido reprimida toda su vida. Con una madre que siempre le ha inculcado pensamientos algo retrógradas, ahora casada con un marido manipulador, machista que ha abusado de ella y maltratado psicológicamente.

Tras la muerte de sus padres y superar el cáncer de mama, Helena decide que debe hacer algo por su vida ya que siente que el destino le ha dado una segunda oportunidad por lo que quiere/necesita aprovecharla al máximo para sentirse bien consigo misma y ser feliz.

Cuando consigue la oportunidad de estudiar un doctorado en Historia del Arte en España siendo becada, obviamente decide ir. A pesar de que le entristece dejar a sus hijos adolescentes en México, siente que esta aventura podría rejuvenecer su interior para, luego de seis meses, llegar más fuerte que nunca y enfrentar su demonio que la espera en casa: Lucio, el marido.

Esta historia de Helena se cruza con la de Marc, un arqueólogo deprimido que se ha aislado en la Patagonia luego de la muerte de su hijo recién nacido y el abandono de su esposa. No obstante, el destino de él se entrecruza con la de Helena en el aeropuerto de Nueva York al confundir sus maletas, -que son unos baúles- idénticas. Tras eso logran comunicarse vía e-mail y así tratar de hacer el intercambio, sin embargo mientras más se escriben, más se conectan.

Helena me ha agradado muchísimo por la fuerza que ha logrado trasmitir en sus pensamientos. Es un personaje con el que aprendes ciertas lecciones importantes, como el querernos a nosotras mismas y que debemos rebelarnos contra la sociedad podrida y machista que aun sigue persistiendo.

El personaje de Marc es muy complejo y difícil de comprender. Durante el aislamiento, se ha vuelto un hombre muy frío y antisocial, pero una vez que "conoce a Helena", cree que se enamoró otra vez, pero más bien se ha obsesionado al punto de tener sueños eróticos con ella. Dios me libre de toparme con alguien como el. 

En cuanto a la narrativa del libro, está contada en primera persona por la protagonista. Prácticamente sentía que estuviera leyendo el diario de alguien. Pero también hay capítulos del co-protagonista, y para poder saber quien es quien, la autora cambia el tipo de fuente en cada uno para identificarlos específicamente.

He de decir que la lectura ha sido algo densa ya que hay más párrafos que diálogos, aun así lo disfruté bastante. Me tomé el tiempo en leerlo, considero que no hay que leerlo de una sentada ya que en cada situación hay muchas reflexiones que me pusieron a sentarme y pensar.

Una cosa que me ha parecido muy irrelevante ha sido el juego de palabras que la autora utiliza durante todo la historia con la letra H -"Helena con H"- que, al ser muda, el lector encontrará varias palabras en el titular de los capítulos de POV de Marc, tales como: Holerte, Halas, etc...

En cuanto al final, tengo que decir que ha sido super escalofriante y totalmente inesperado. Pensaba que todo iba a estar bien con Helena, pero luego pasa ESO y pfff se termina la historia para movernos a una entrevistar en el que cuentan los sucesos que realmente me dejaron un poco confundida.

La historia sobre la confusión de maletas y demás no me ha terminado de convencer, pero sin duda alguna lo que hace brillar con luz propia a este libro son los pensamientos reflexivos de Helena. Puede que suene repetitiva, pero realmente pude disfrutarlos palabra por palabra. Todo el infierno que tuvo que aguantar ella por año al lado de un esposo machista que se cree dueño de su cuerpo me ha tocado mucho, pero ha logrado conseguir la fuerza para realizar sus sueños. Y de eso se trata "Helena", de superación personal, hacer lo que quieras sin tener que rendir cuentas a nadie y enfrentarse sin miedo a aquellos que traten de pisotearte.