Reseñas

sábado, 26 de agosto de 2017

Reseña: Un monstruo viene a verme de Patrick Ness

Un monstruo viene a verme | Patrick Ness




Siete minutos después de la medianoche, Conor despierta y se encuentra un monstruo en la ventana. Pero no es el monstruo que él esperaba, el de la pesadilla que tiene casi todas las noches desde que su madre empezó el arduo e incansable tratamiento. No, este monstruo es algo diferente, antiguo... Y quiere lo más peligroso de todo: la verdad.

Maliciosa, divertida y conmovedora, Un monstruo viene a verme nos habla de nuestra dificultad para aceptar la pérdida y de los lazos frágiles pero extraordinariamente poderosos que nos unen a la vida.




Conor O'Mally es un chico inglés de 13 años quien está pasando por un momento muy duro. Su madre tiene cáncer terminal y no le gusta verla sufrir. Su abuela, a quien no le agrada porque es una cascarrabias, su padre vive en Estados Unidos con su nueva familia. En la escuela, los profesores lo miran con lástima y tratan de no agobiarlo en clases haciendo que Conor se sienta invisible, pero sus compañeros se burlan todo el tiempo ya que lo consideran raro.

Desde que su madre comenzó sus tratamientos, él ha tenido la misma pesadilla constantemente y le aterra profundamente hasta que un monstruo, que está personificado como un árbol de tejo, empieza a visitarlo en las noches. El monstruo dice que la razón y el propósito de la visita es porque ha sido el mismo Conor que lo ha llamado (aunque el no está consciente de eso), y que le contará tres historias; pero al finalizar el joven protagonista deberá decirle la verdad de porqué lo ha llamado. Cada historia representa las veces en el árbol/monstruo ha tenido que andar para acudir a un llamado y también tiene una moraleja importante.

Finalmente pude leer este libro. He estado aplazando la lectura porque he leído que muchos soltaron lágrimas al terminarlo y no me gusta llorar. Terminé comprándolo gracias al mega hype que tuvo y porque mi mente es una masoquista que tenía tanta curiosidad por saber que onda con la historia. Bien, les adelanto que terminé algo decepcionada porque me esperaba otra cosa. No me malentiendan, me gustó el libro, pero digamos que no al punto de ponerlo en un pedestal.

Creo que las expectativas, que las tenía por las nubes, jugaron en contra porque con todo ese boom esperaba encontrar algo más y no ha sido así. Vale, la historia es preciosa pero me quedé con ganas y al terminar me hice la horrorosa pregunta: ¿Y eso es todo?

Otro gran problema que tuve con el libro es que fue muy predecible. Desde las primeras páginas sabes que va a ocurrir y especialmente de que se trataba la pesadilla que sufre Conor todas las noches. A pesar de eso, me gustaron algunos detalles que pude disfrutar. Especialmente las historias que el monstruo cuenta porque cada una tiene un significado para reflexionar que no todo es siempre bueno o malo ya que también tiene sus matices.

El niño Conor es un personaje muy complejo que vas conociéndolo un poco más en cada página. En unas ocasiones puede que te de la impresión de que es muy responsable, en otras puede que sea un pesado y al final que te de lástima porque el está enfrentando la enfermedad de su madre a su manera: aislándose.

Me ha gustado mucho en cuanto a su narración a pesar de su sencillez. Hace que la lectura sea muy ligera y amena. La realidad es que el autor tiene un estilo único y poético que logra trasmitir mucho para una historia tan compleja y a la vez triste. 

Un gran acierto es como el autor logró introducirnos la fantasía para hablarnos sobre la familia, muerte, el acoso y el aislamiento que sufre el protagonista mientras se niega afrontar la cruda realidad. Esto hizo que, aunque no sea un libro típico de cáncer, experimentara todo tipo emociones que cada página iba generándolo en mi corazón. A medida que avanza la historia se vuelve más intenso que hace emocionarnos hasta llegar al final. Bendito seas el final, debo admitir que fue un gran cierre. La verdad es que en las ultimas páginas, mientras leía aguantaba las lágrimas, pero no podía deshacerme del gran nudo que tenía en la garganta.

Sé que esta reseña ha sido algo corta comparado con las otras. Lo cierto es que no he podido profundizar tanto como quisiera porque les haría mucho spoilers sobre la historia que va construyéndose. Así que, pienso que es mejor que lo descubran por ustedes mismo al pasar las páginas y generar su propia opinión.

En conclusión, Patrick Ness ha creado una historia emotiva y preciosa que contiene un gran mensaje para el lector. Con unos personajes muy reales (aunque algunos son raros) y un monstruo que nos advierte que nunca debemos olvidar que el vida real no siempre habrá un final feliz. Mi recomendación es que, a pesar de eso, no tengan tanta expectativas porque puede pasarle lo mismo que a mí y decepcionarte al no encontrar lo que esperabas.