Reseñas

lunes, 11 de septiembre de 2017

Reseña: El Imperio Final de Brandon Sanderson

El Imperio Final | Brandon Sanderson


Durante mil años han caído las cenizas y nada florece. Durante mil años los skaa han sido esclavizados y viven sumidos en un miedo inevitable. Durante mil años el Lord Legislador reina con un poder absoluto gracias al terror, a sus poderes y a su inmortalidad. Le ayudan «obligadores» e «inquisidores», junto a la poderosa magia de la «alomancia». Pero los nobles han tenido a menudo trato sexual con jóvenes skaa y, aunque la ley lo prohíbe, algunos de sus bastardos han sobrevivido y heredado los poderes alománticos: son los «nacidos de la bruma» ('mistborns').

Ahora, Kelsier, el «superviviente», el único que ha logrado huir de los Pozos de Hathsin, ha encontrado a Vin, una pobre chica skaa con mucha suerte… Tal vez los dos unidos a la rebelión que los skaa intentan desde hace mil años puedan cambiar el mundo y la atroz dominación del Lord Legislador.



¡Hola! ¿Cómo andan? Hoy les traigo la reseña de un libro tan increíble y les adelanto que se convirtió en uno de mis mejores lecturas del 2017. Y antes de comenzar, quiero agradecer profundamente al equipo Spanish Publishers por enviarme este libro junto con el de Réplica. ❤︎

Hace mil años, un joven héroe y noble surgió de la oscuridad rural para ser aclamado por los sacerdotes Terris como el Héroe de las Eras. Personas del mundo se unieron con él en un esfuerzo por derrotar la Profundidad, una misteriosa fuerza de las tinieblas que amenazaba con dañar al mundo. Toda la esperanza fue puesta en el viaje hacia el legendario Pozo de la Ascensión. Pero los sueños y las esperanzas del mundo fueron aplastados porque la misión del gran héroe no dio los frutos esperados.

Desde entonces el mundo entero esta siendo gobernado bajo el puño del lord Legislador, que todos lo reconocen como su dios. Aquellas pocas personas que lo apoyaron desde el principio se convirtieron en las familias nobles imperiales, su vida llena de extravagancias y riquezas. Todos los demás se convirtieron en la raza skaa, quienes son esclavos del lord Legislador y están obligados a trabajar hasta morir. 

Cada intento de rebelión por parte de los skaa ha fracasado, y cada día que pasa el régimen opresivo se vuelve más fuerte e invencible. No obstante, parece ser que la historia comienza a repetirse porque una banda de ladrones skaa llevarán a cabo la misión suicida de derrotar de una vez y por todas al Imperio Final y liberar a los skaa. El jefe, Kelsier y su grupo son seres alománticos, quienes son capaces de usar la magia a través de los metales.

Es probable que la premisa no es muy original, pero el autor sí que supo darle su toque especial con su construcción de mundo tan detallado, completo y único. Me encantó el sistema de magia porque sí fue tan original. Me ha costado mucho explicar como funciona, pero ahí les va: Hay diez metales, cada uno con una habilidad en específica. Los que son Alománticos o mejor conocido como los Brumosos, ingieren estos metales y pueden digamos que "quemarlos" (activarlos) en su cuerpo. La mayoría controlan solo uno de las diez habilidades, pero los llamados Nacidos de la Bruma son lo que pueden utilizar los diez metales.

Kelsier es un Nacido de la Bruma al igual que Vin, una ladrona de 16 años quien fue abandonaba por su hermano, pero más tarde es reclutada por Kelsier a se grupo para la misión. Ella no sabe nada de sus habilidades ni como controlarlos, por lo que entrena con él. Debo decir que estas escenas de entrenamientos fueron impresionante porque se ven a ambos usar su alomancia para volar sobre edificios y luchar contra los enemigos que pueden ser tanto los nobles, como los Obligadores quienes están entrenados para detectar quienes y cuando utilizan la alomancia y los temibles e "inmortales" Inquisidores, unas criaturas horrendas y siniestras (pueden verlos en la portada).

Hasta aquí mi "pequeña" explicación del maravilloso universo sacado de la imaginación de Sanderson. Ahora vamos a las partes que me gustaron. Aparte del mundo, claro está, lo que más me encantó es que no hay ningún romance entre los protagonista (Kelsier y Vin). Confieso que me esperaba que lo hubiera pues en casi todos los libros juveniles el autor/a tiende a emparejarlos o meterles un triángulo amoroso por lo que me tienen acostumbrada. Pero en este libro, como dije, no la hay. Me atrevo a decir que la relación entre ellos es más de padre e hija (el hombre tiene treinta y tanto). Me recordó un montón a Obi-Wan y Luke Skywalker de las películas Star Wars.

Hay montones de personajes que son muy esenciales en la historia, pero quiero destacar a Sazed y el lord Elend. Sazed es uno de mis personajes favoritos y a quien le tengo mucho cariño porque se convierte en el protector de Vin capaz de dar su vida por ella. En cambio Elend, el interés romántico de Vin, no me ha convencido mucho. Desde el principio no confiaba en él y pensaba que estaría del bando de los malos (como los demás nobles), pero me ha sorprendido para bien aunque todavía no lo veo con alguien como Vin. Espero que mejore mucho en las siguientes secuelas.

La pluma del autor es simple pero al mismo tiempo compleja. Me explico, hay ocasiones en que puede ser algo densa al tener muchas descripciones tan detalladas y más en los poderes de los metales. Admito que tuve que leer como 3 veces las explicaciones sobre el uso de la alomancia y así tratar de entender e imaginarlo. Sin embargo, te acostumbras una vez que los protagonistas lo utilizan. En cuanto a los entrenamientos y en las batallas la narración es directa, atractiva y sumamente atrapante porque no puedes parar de leer hasta que todo acabe.

También debo recalcar que en cada capítulo empieza con un pequeño extracto de la historia del Héroe de las Eras (el hombre que derrotó a la Profundidad) y nos cuenta un poco su origen y el viaje que embarcó para cumplir su misión de traer la paz al Imperio Final. Al principio no me gustaban mucho porque son muy confuso y no entendía nada.  De hecho, de vez en cuando me los saltaba hasta que me di cuenta de lo que se trataba realmente y de como conectaba con la situación de los protagonistas. Tuve que volver a cada capítulo para leerlos de sopetón y así lo entendí mucho mejor. Terminó siendo un buen detalle que me dejó super estupefacta con la revelación del final porque digamos que responde a muchas preguntas.

Acerca del final, no saben lo que me ha dolido. Fue horrible porque pasó algo que...AHHH... No me lo podía creer. Lo peor de todo es que me habían hecho spoilers sobre ese suceso, pero yo de ingenua creía que sucedería en el último libro y no en el primero. Cuando llegué a la parte, me bloqueé y paré de leer. Luego pensaba que podía ser una especie de truco, pero definitivamente no lo es. ¿Pero saben qué? Valió la pena, aunque siga doliendo. Por cierto, también se revela el supermega secreto del lord Legislador durante las páginas y eso me dejó super en shock porque no lo esperaba para nada. Ha sido un plost twist brutal. ¡Ahora lo entiendo todo!

En conclusión, El Imperio Final es la primera entrega de una trilogía/saga que bien tiene un final bastante cerrado. Este libro se ha llevado mis 5 estrellas bien merecidas porque es una historia de fantasía muy completo que no deja nada al aire en cuanto a su construcción del mundo (a excepción de la historia de la Profundidad y una cosa del final que no puedo mencionar) y el sistema mágico tan original que nunca he leído antes. Ha sido todo un descubrimiento muy bueno y definitivamente estará entre mis tops de mejores lecturas del 2017. Obvio seguiré leyendo la saga, pero necesito darme un respiro porque cada libro son más de 700 páginas y aunque no lo crean eso me intimidan un poco. Realmente se los recomiendo a cualquiera que le guste la fantasía adulta.